Descargar ebook gratis

Promociones especiales

Categorías

Etiquetas

Categorías del Blog

  • ES_vertical_solution_PP.gif

Proteger la piel contra el frío

Proteger la piel contra el frío

Proteger la piel contra el frío es de vital importancia ya que este provoca envejecimiento prematuro, por eso en invierno es necesario usar cremas y emulsiones para proteger y sanar nuestra piel.

Hidratar, hidratar y seguir hidratando

La función principal de la piel es protegernos de agentes externos como el clima, el viento, la calefacción y los cambios bruscos de temperatura. Todos estos factores provocan la pérdida de agua y deshidratación cutánea, generando una piel áspera, seca y opaca. Cuando se encuentra en este estado hay mayor tendencia a la formación de surcos, arrugas y manchas.

Hay que tener en cuenta que la piel de la cara es la más afectada, por eso la hidratación en profundidad devuelve el equilibrio hídrico propio y los nutrientes que la piel necesita para verse saludable, evitando su envejecimiento prematuro. Para que esta hidratación sea más efectiva es necesario que la rutina de cuidados contemple el tipo de piel y el mejor momento del día para hacerlo.

En las pieles jóvenes se recomienda el uso de cremas hidratantes tanto durante el día como la noche. También el uso de cremas matificantes. Mientras que en las pieles más maduras lo mejor es aplicar por la mañana una crema que sea rica en vitamina A y E. Estas pieles requieren nutrición extra para regenerar los tejidos y devolverle a la piel su elasticidad. La rutina de hidratación debe ser acompañada por una limpieza previa, ya sea con geles, en el caso de las pieles mixtas a grasas, o con leches en pieles normales a secas.

¡No olvides proteger tus labios!

Con el frio los labios se agrietan, para evitar esto hay que utilizar cremas o aceites antes de irse a dormir. También es importante exfoliarlos con un cepillo suave, efectuando un masaje muy superficial para no lastimarlos. Para protegerlos existen sustancias indicadas como la glicerina, que es humectante y antienvejecimiento.  Por otro lado, la elastina también es un elemento que ayuda a mejorar la humedad y es reestructurante. El colágeno nutre, proporciona resistencia y confiere elasticidad a los tejidos. La silicona aísla de las agresiones del medio ambiente, mientras que la manteca de karité es suavizante, reparadora y anti grietas. Por sus propiedades lubricantes, la dimeticona es acondicionadora, el aceite de macadamia es eficaz para prevenir la perdida de humedad y el ácido hialurónico retiene gran cantidad de agua.

Protección en 3 pasos

  1. 1. Conocer el diagnóstico  para saber cuál es el tratamiento y la crema más efectiva según el tipo y las necesidades de tu piel. Es importante conocer la textura, la oleosidad, elasticidad, alergias y predisposiciones que generan más líneas de expresión y arrugas. También evaluar la tolerancia al sol y al maquillaje.

  2. 2. Adoptar una rutina. Mantener una piel sana y luminosa es cuestión de actitud, constancia y permanencia. Se trata de cumplir día y noche con la limpieza e hidratación.

  3. 3. Conoce los tratamientos. Antes se consideraba inevitable el envejecimiento de la piel, en especial la de la cara. Hoy es posible retrasar los signos del envejecimiento como las arrugas, las líneas de expresión, manchas solares y surcos a través de nuevas tecnologías como  el láser y radiofrecuencia, que no son invasivos ni dolorosos.

Nuestro consejo

Lava tu rostro dos veces al día con agua bien fría, utiliza lociones anticongestivas con componentes como el aloe vera o la rosa mosqueta. Nosotros te ofrecemos una crema hidratante para la cara con rosa mosqueta que es regeneradora y protectora. Además recuerda utilizar lociones astringentes y exfoliantes al menos una vez a la semana.

La reputación de este post se encuentra en poder de sus lectores. Si te gusta, compártelo.

Gracias.