Descargar ebook gratis

Promociones especiales

Categorías

Etiquetas

Categorías del Blog

  • ES_vertical_solution_PP.gif

Aceite de rosa mosqueta, beneficios y propiedades

Aceite de rosa mosqueta, beneficios y propiedades

El aceite de rosa mosqueta es un regenerador dérmico y epidérmico de gran poder antioxidante que se utiliza contra las estrías, las manchas y las cicatrices.

Es un producto de la naturaleza con demostradas propiedades reparadoras e hidratantes que nutre la epidermis al punto de devolverle gran parte de las propiedades que pueda haber perdido con los años.

En el presente artículo te invitamos a ampliar sobre estos y otros beneficios del aceite de rosa mosqueta.

 

Beneficios del aceite de rosa mosqueta

El aceite de rosa mosqueta es rico en Retinol, ácidos grasos esenciales, Vitamina C y Vitamina E. El aprovechamiento de esto componentes lo convierten en un producto ideal para la buena salud de todo el cuerpo.

El aceite vegetal extraído de la rosa mosqueta ofrece los siguientes beneficios:

 

Favorece la re-pigmentación de la piel y previene el cáncer cutáneo

El aceite de rosa mosqueta favorece la función de la melanina en el cuerpo y por ende, facilita la re-pigmentación de la piel y la recuperación del color natural luego del bronceado.

La melanina es el pigmento responsable de darle color a la tez, los ojos y el cabello.

Pero su presencia en la piel, además de devolverle la uniformidad al tono de la epidermis y combatir las manchas solares, se encarga de protegerla contra la radiación ultravioleta.

Toda vez que los rayos del sol inciden sobre el cuerpo la melanina absorbe la radiación y evita que se dañe el ADN de las células.

El aceite de rosa mosqueta reduce la híper pigmentación de la piel: una lesión dermatológica más frecuente en mujeres que sobrepasan los 30 años que se caracteriza por la aparición de manchas oscuras generalmente sobre las mejillas, alrededor de los labios, la frente y la nariz.

Por combatir los efectos perjudiciales de los radicales libres y estimular la producción de melanina: pigmento que se encarga de proteger la piel de los rayos UVA, está comprobado que el aceite de rosa mosqueta previene el cáncer cutáneo.

 

Cierra heridas y trata las pieles dañadas

Se conoce su efecto en la regeneración y el fortalecimiento de los tejidos, por lo que su aplicación sobre las heridas acelera la reparación y el crecimiento de nuevas células sobre la piel.

El aceite de rosa mosqueta repara la epidermis luego de su exposición al sol y sirve para tratar las quemaduras tanto solares como de cualquier otra índole.

Así mismo se usa para sanar las úlceras, reducir las cicatrices del acné, las huellas de la varicela, relajar la piel del rostro luego del afeitado y calmar los poros después de una exfoliación.

 

Combate las estrías

El producto resultante del prensado de las semillas de rosa mosqueta favorece la producción de colágeno: proteína que se encarga del sostenimiento de la piel.

De igual modo, incrementa la formación de elastina y equilibra el funcionamiento del tejido conectivo dérmico. De esta forma, previene la aparición de los antiestéticos surcos conocidos como estrías, sobre todo, en las caderas y los glúteos.

 

Reduce las arrugas y otros signos de envejecimiento

El aceite de rosa mosqueta previene las arrugas faciales desde el momento en punto que comienzan como líneas de expresión. Hidrata la piel y le devuelve su frescura y lozanía. Ayuda a reducir las ojeras y las bolsas debajo de los ojos.

 

Mejora la salud del pelo

En el cuero cabelludo este aceite que proviene de la rosa mosqueta actúa contra la formación de costras y otros eczemas.

Su aplicación en el cabello favorece su hidratación, brillo y salud natural.

 

La reputación de este post se encuentra en poder de sus lectores. Si te gusta, compártelo.

Gracias.

Etiquetas rosa mosqueta